EMPRESAS GUZMÁN Y LARRAÍN

Empresas Guzmán y Larraín fue fundada en 1980 con una fuerte vocación empresarial por el desarrollo de proyectos habitacionales a lo largo del país. Es así que desde sus inicios su actividad se ha caracterizado por iniciativas que generan grandes cambios en forma armónica con el entorno y otorgan significativos beneficios a sus clientes, siendo esta una característica que busca en todas y cada uno de sus proyectos.


La empresa, durante este período, ha logrado posicionarse como líder a nivel nacional e internacional, abordando con creatividad y prudencia cada uno de sus desafíos, y es así que ha realizado grandes proyectos en Arica, Iquique, Antofagasta, Viña del Mar, Santiago y Concepción, como así mismo también, con desarrollos en España, Italia, Estados Unidos y Argentina.


Empresas Guzmán y Larraín es reconocida por sus trabajadores, proveedores, clientes y entidades relacionadas, como una organización sólida, seria, innovadora, muy centrada en sus decisiones y responsable tanto de sus compromisos como de su gente.




MISIÓN Y VALORES

Empresas Guzmán y Larraín proyecta, construye y comercializa viviendas, con el compromiso de innovar, mejorar y crecer constantemente en el mercado habitacional, en Chile y el exterior.


Los principios que guían sus operaciones son:

- Lealtad a los principios de la Libre Competencia.
- Innovación en productos, tecnologías y gestión.
- Transparencia y actuación ética en todos los ámbitos.
- Compromiso con el trabajo bien hecho.
- Responsabilidad social empresarial.

    1. 1980

      José Antonio Guzmán Matta y Juan Larraín Doggenweiler constituyen la sociedad Empresa Constructora Guzmán Larraín Ltda. E.C. Guzmán Larraín inicia la construcción de su primer proyecto Las Palmas de Vespucio, en Ñuñoa, Santiago. Concluye en marzo en 1981 con éxito de ventas.

    2. 1981

      Inmobiliaria Pajaritos, de la cual GyL es socia, comienza la primera etapa de construcción en Maipú. Este mega proyecto concluyó 17 años despues, completando alrededor de 7.000 viviendas.

    3. 1984

      Con el Conjunto Las Dunas I y II de Iquique, Guzmán Larraín incursiona en el norte del país y acomete su mayor proyecto para terceros después de la crisis económica del ´82.

    4. 1987

      Se crea inmobiliaria Río Napo, para independizar los negocios inmobiliarios y de construcción de Guzmán y Larraín.

    5. 1991

      Guzmán Larraín inicia las obras del Edificio Atalaya, la primera construcción en altura en el borde costero de Iquique. Un hito en el desarrollo inmobiliario de la ciudad.

    6. 1997

      GyL promueve la construcción de un nuevo barrio en Santiago con el proyecto Santa Rosa de Huechuraba, destacado por su alto nivel de urbanización.

    7. 2001

      Empresas Guzmán y Larraín invierte por primera vez en Estados Unidos, participando en proyectos en Miami y en Fort Lauderdale (Florida).

    8. 2003

      Comienza el desarrollo del primer proyecto de inversión de Guzmán y Larraín en España, Marbella. Finaliza con éxito el 2005.

    9. 2004

      Empresas Guzmán y Larraín arriba a Milán, Italia, para iniciar y amplair sus negocios inmobiliarios.

    10. 2005

      La compañía construye en Providencia Ventana al Parque, su mayor edificio en altura en Santiago. GyL cumple su primer cuarto de siglo.

    11. 2007

      Comienza en Milán la edificación de un proyecto de oficinas llamado Magolfa, y compra nuevos terrenos para seguir expandiéndose.

    12. 2008

      La empresa irrumpe en un nuevo mercado con Holanda 100, un edificio de oficinas de última generación. Inmobiliaria Río Napo desarrolla edificios Sport Francés, un proyecto habitacional de lujo, con siete torres aledañas al tradicional Club de Golf.

    13. 2009

      Producto de la crisis financiera, GyL participa en propuestas y obtiene contratos de construcción para terceros. Pese a la recesión, la Compañía decide iniciar tres iniciativas de envergadura: Mar Egeo, en Iquique, y los edificios Martinica y Borde Mar II, en Antofagasta.

    14. 2010

      Los proyectos de Guzmán y Larraín en las zonas afectadas por el terremoto del 27 de febrero resistieron perfectamente. El mismo año, inició la construcción de una torre de oficinas en Miami. Empresas Guzmán y Larraín alcanza sus 30 años de vida.